El fotógrafo de La Tribuna de Cuenca, Reyesmen, trabaja con mimo las contraportadas de cada publicación semanal y dónde el texto corre a cargo de su compañero Leo Cortigol.

Elegir un sitio correcto que meta al personaje en la historia, añadir una buena iluminación o conseguir que cualquier simple detalle sea determinante para la foto. Reyesmen saca todo su repertorio trabajando también el aspecto psicológico del personaje «al que se le dedica mucho tiempo para que no esté tenso y así sacar su lado más natural», comentaba Rey a esta web.

Y es que al final el disparar es lo que menos tiempo lleva al de Las Mesas que sin saberlo está escribiendo la historia viva de la ciudad con estos retratos en blanco y negro. MundoCofrex da a conocer su elaboración y lo que nunca se ve en el siguiente vídeo.

Comparte este post con tus amigos