Tras unos duros meses en los que incluso tuvo que volver a su pueblo, Socuéllamos, al haber agotado la prestación por desempleo, Chino regresa a la escena audiovisual en Cuenca. Y es que desde la pasada semana trabaja montando vídeos en LCP, empresa con sede en Arcas y donde ha vuelto a coincidir con Sandra Compi tras la etapa anterior de ambos en Producciones Play en 2007. De momento se encuentra a media jornada aunque con el paso del tiempo puede amplíe su jornada laboral.

Comparte este post con tus amigos