1. Ponte dos pares de calcetines y guantes no muy gruesos

2. Tapate la cara todo lo que puedas dejando libres los ojos


3. Conduce tranquilo y olvidate de la presión de tener que volver rápido para montar


4. Reza para que no nieve ni llueva, el dolor en el cuerpo se multiplica por dos

5. No te congeles haciendo balance, » 2 Preset» va genial

Comparte este post con tus amigos