Vuelven a vestirse de gancheros, aquella profesión que consistía en transportar maderas desde la cabecera del río Tajo a Aranjuez, aguas abajo. Se tardaban meses en realizar el trabajo y más de 1000 personas participaban a cambio de 25 pesetas el día.

La madera era utilizada para las traviesas del ferrocarril y obras tan importantes como la Mezquita de Córdoba,Alhambra de Granada o Ministerios de Madrid.Este finde semana (8-9 Agosto) Priego vuelve a rememorar la historia con esta dura profesión que terminó en 1953.

Comparte este post con tus amigos