CANALCUSA tuvo su primera ubicación en Carretería en Enero 1993. Tan solo contábamos con una mesa de mezclas PANASONIC que puede ser que aún esté en uso en CNC, un vídeo VHS-Panasonic J-45, un decodificador de satélite (emitíamos ya las 24 horas señal via satélite). Eso sí, las cámaras eran S-VHS de hombro, compactas. Teníamos 2!!. Eran resultones y muy ligeras.
Os preguntaréis por la antena… pues era una antena omnidireccional que estaba en el tejado. Se colocó encima de una torreta de unos 10 metros!!
Cuando nadie hacía animaciones de vídeo, una empresa de Madrid nos hizo unos promocionales, jugando con el número 43 que era el canal de emisión.
Después de estar ahí nos fuimos a la C/S. Pedro. Recuerdo que se quería aprovechar la línea de orientación que las antenas de los edificos tenían con el repetidor principal de Retevisión. Colocaron hasta 2 paneles de emisión. y fue cuando se nos empezó a ver un poquete. De esta época es la foto que os adjunto. Las instalaciones estaban en un piso muy majo, enfrente del actual Hotel Leonor de Aquitania. Allí íbamos a echar nuestras cañejas y cafelitos…
En la foto está Elisa Lumbreras (ya fallecida, a la que le han dedicado una calle por la zona nueva de Villa-Román), Jesús L. Cuenca y una tal Marga como redactora, que hacía lo que podía. Cabe recordar que más adelante también estuvo Gema (la de Crónicas hasta su reciente maternidad. Ahora no sé por donde anda).
En otra foto correspondiente a un artículo está Juan Ramón Fernández (revista Memoria) y JuanMa, técnico polivalente.
De refuerzo, en fin de semana para el tema deportivo, se incorporó Javier Díaz (ahora en CMT). Tanto JuanRa, JuanMa, Javi y Jesús L. éramos polivalentes: cámara, edición, producción, limpieza, y lo que hiciera falta (algunos así seguimos, jaja).
Hacíamos piezas informativas sueltas, ya fueran ruedas de prensa, inauguraciones, exposiciones, carnavales…
Así estuvimos varios meses (por cierto que gobernaba Cenzano y les dieron por cambiar todo el pavimento de Alfonso VIII -que es el que tenemos ahora, que comienzan a parchear-) y teniamos que subir por las estrecheces de las Casas Colgadas, Obispo Valero etc.
El coche de la empresa era un Rover Metro.La gestión de la empresa, a lo largo de los años no pintaba bien. Muchos sociossssss y poco saber qué hacer con la TV. Al no tener las ideas claras, un buen día aparecieron por allí para pagar una serie de facturas… o se llevaban los equipos. Como no se pagó, cogieron entre varios armarios de tíos y procedieron al primer apagón de la tv. Se llevaron todo menos las cámaras y la antena!!
Sea como fuere, hicimos mudanza y dejamos aquél lugar. Menos mal que terminaron el adoquinado de Alfonso VIII.
El traslado lo hicimos a otro lugar de carretería, a un local de otro empreario, Arturo F, enfrente del jardincillo de los taxis. Aquí pusimos nuevamente todo en marcha y se fichó a José Hernán, también recientemente fallecido. Lo recordaréis los de CNC/Telecuenca porque era un hombrecillo ya metido en años que siempre cubría los actos del auditorio.
Coincidí poco tiempo con él porque ya Santiago Mateo empezaba a darle vida a la que fue Telecuenca. Se quedaron, por poco tiempo, JuanRa, JuanMa (al poco tuvo un aparatoso accidente de coche con el Rover Metro, del que salió «mal parado» pero con vida…) Javi, Elisa Lumbreras… pero al final terminaron cerrando porque el proyecto de Telecuenca superó por mucho el antojo televisivo de aquella extaña agrupación de empresarios.
Los equipos se los repartieron unos y otros, y ya para la siguiente entrega os prepararé el comienzo de Telecuenca, tal y como figura en el número 3026 de el Día, allá para Abril de 1994.Fotos: Jesús Popular

Más info: jesuslcuenca@gmail.com

Comparte este post con tus amigos