El prestigioso ceramista conquense, Luis del Castillo, saca tiempo con el confinamiento por el coronavirus para innovar colores y texturas en su taller de La Melgosa, dejándo así a un lado su marca de rojo en Las Meninas que tan famoso le ha hecho por el mundo.

Luis del Castillo tiene un prestigioso pasado prensa people, dónde ejerció de fotógrafo en El Nuevo Diario de Cuenca y El Día de Cuenca en los años 90.  Además dio la alternativa y enseñó a reconocidos reporteros gráficos que ya son símbolos de nuestra ciudad como Manolo Casado y Romerito. 

Comparte este post con tus amigos