El intenso frío y el retraso de los anti-ATC, dejó esta curiosa imagen este jueves por la tarde en la Plaza de España de Cuenca. Los «sufridos» trabajadores de los medios de comunicación conquenses superaban en número a los participantes de la protesta a la hora prevista de la concentración, las ocho de la tarde. Al final la cosa se animó y cerca de 300 personas participaron en la manifestación al grito de «no queremos cementerio».

Comparte este post con tus amigos