Después de un año trabajando días sueltos, el operador de cámara de 23 años se encuentra desde el pasado jueves integrado a tiempo completo entre sus compañeros ceniceros. El nuevo contrato se alargará en principio hasta septiembre, con el objetivo de cubrir las vacaciones de los compañeros y la baja de Manolillo que fue padre por segunda vez hace unos días. Para el joven conquense, curtido en la cantera de Popular TV con Jesús Popular «trabajar en verano me viene genial ya que no tengo nada que hacer y así me saco unas pelillas para ir las verbenas de los pueblos».

Foto: Rebeca Loss

Comparte este post con tus amigos