Un coche de «la CNC» ocupado por dos becarias acabó subido a la acera de manera estrepitosa este martes sobre la 13:40 en una rotonda de la Ronda Oeste a la altura de la Avenida de San Julián.  Y es que el coche, en el que otros ceniceros también han sufrido diversos contratiempos, sufrió una rotura del cárter y de la dirección justo cuando su conductora Ana India volvía de grabar unas noticias.  La joven becaria, que iba acompañada por Noe Carbonell, recuerda como «nos patinó el coche y para no comernos una señal doblé el volante tanto que acabamos en esa posición tan curiosa».  Al lugar se desplazó un vehículo de la policía local, más la grúa y coche de bomberos que procedió a la limpieza de una mancha de aceite vertido por el vehículo cenicero tras el choque.  Al final, y afortunadamente, todo quedó en «un susto».  

Comparte este post con tus amigos