La delicada situación que atraviesan los medios de comunicación en esta época de crisis también ha repercutido en la agencia de comunicación EFE, que reduce un 15% el precio de las crónicas de sus colaboradores.  Esta medida afecta también a los departamentos de vídeo y fotografía.

Comparte este post con tus amigos