Una treintena de personas acudía este martes por la tarde a la sala de CCM en Cuenca para escuchar a la reconocida periodista Rosa María Calaf dentro del ciclo de conferencias organizado por la FLLIC 2012.  Dentro del «escaso» público no se encontraba ningún prensa people, ni para cubrir el acto ni para seguirlo, tampoco «afloraban» estudiantes de Periodismo de la facultad de Cuenca que bien se hubieran «empapado» de la charla de Calaf sobre la crisis y los medios de comunicación.  Falta de ganas o de información, el caso es que la buena de Rosa seguramente estuvo más sola que nunca.

Comparte este post con tus amigos