La «pastora de honor» de las Fiestas de la Lana 2011 se llevó los 61 kilos de su peso en queso este domingo por la tarde ante la mirada de unas 200 personas que acudieron a la plaza de Fuentes. La conquense de 29 años tiene una vinculación directa con este pueblo del sur de la serranía de Cuenca, ya que su padre lleva «media vida» trabajando en la cercana fábrica de PINASA. Para la ex-cenicera, que se encuentra actualmente en Madrid trabajando de reportera para el programa de TVE Las mañanas de la 1, ha sido «todo un orgullo pasar por la báscula como en su día lo hicieron Fernando Romay o Judith Mateo». Sandri tuvo que descalzarse a petición de una vecina, no fue molestia le encanta el queso.

Comparte este post con tus amigos