Llegó la Semana Santa de 2006, tres años y medio después se despide de CNC. Después de Manolillo, David se había afianzado como el segundo cámara más veterano de la empresa. Este zamorano seguirá en Cuenca buscando algún curro navideño en estas épocas tan propicias. Fue compañero inseparable de Belén Galletero.

Comparte este post con tus amigos