Tantos momentos juntos vividos junto a vosotros me hacen sentir una despedida de amigos más que de compañeros de trabajo. El periodismo conquense se queda huérfano. Cerca de 15 personas entre periodistas y fotógrafos más los diseñadores, comerciales, jefes, ect se quedan en fuera de juego por un capricho de la vida llamado crisis y que afecta siempre a los más débiles.

El acento de Tin Básico, el buen rollito de Reyesmen, el pequeño Murgiano, el guadiana Víctor Marqués, el último en llegar Tauroni, el silencio de Gorka Sin, la adoptiva Nuria Tribu, la mami Chari, los andares de Huertas de Cuenca, la promesa Jota Jout, el estilo de Antonio Cervera, los chistes sin gracia de Monreale, el bigote de Pablito Chasquidos, el buen hacer de Helivia Pérez y la eterna sonrisa de Gustri. A todos ( más dirección, comerciales, diseñadores, ect) y en nombre de todos los compañeros de prensa de Cuenca: mucha suerte, ánimo y que nadie os quite nunca la ilusión de seguir mirando hacia delante.

Comparte este post con tus amigos