Una edición atípica y diferente.  La revista de Semana Santa de VocesdeCuenca del 2020 ha sufrido cambios irremediables por la crisis del coronavirus y la consecuente suspensión de todos los desfiles procesionales.  El alma y seña de esta trabajada edición que lleva once años creándose, Jota Jout, explica a MundoCofrex el proceso arduo de elaboración de la revista para llegar a tiempo a todos los conquenses.

-¿Cómo ha sido la edición de la revista para esta convulsa Semana Santa?

Ha sido especialmente complicado ya que se han unido problemas personales, el estreno de un nuevo gestor, el exigente ritmo informativo de la actualidad y, también, la necesidad de reformular sobre la marcha los contenidos para adaptarlos a la situación y a la suspensión de las procesiones.  El teletrabajo y la imposibilidad de juntarme con la maquetadora o acceder a libros y archivos también ha añadido algunas dosis de dificultad aunque afortunadamente en el periódico tenemos bastante experiencia de trabajo en remoto a la que hemos podido recurrir.

-¿ En qué grado aparece el COVID-19 en las páginas de la publicación?

Hemos querido que, sin dejar de ser una revista de Semana Santa, tuviese muy presente los tiempos excepcionales que vivimos.  Por citar sólo algunos ejemplos, en sus 70 páginas hemos queridos reflejar cómo los nazarenos luchan contra el COVID-19, la solidaridad de las hermandades y las distintas iniciativas que se han desarrollado para mitigar la nostalgia.  Entre otros temas hemos pedido a una monja de clausura que nos ofreciera consejos para el confinamiento y también hemos recordado suspensiones históricas anteriores o a quién rezaron los conquenses de pasado ante otras epidemias.

-¿Cómo habéis enfocado el sentir de Gólgota a un público confinado en sus casas?

Intentando que sirviese como una evasión y entretenimiento en estos tiempos de aislamiento, que ofreciera artículos para conocer mejor la celebración.  Todo ello manteniendo las señas de identidad como son la búsqueda de originalidad en enfoques y temas así como la apuesta por herramientas narrativas novedosas.  Y con un equilibrio y pluralidad de contenidos.   

-Una publicación únicamente online…

Sí.  Ha sido otro cambio fundamental, y que por primera vez no se ofreciera la versión en papel.  Además de posibles dificultades logísticas, ha pesado la intención de no crear incentivos para salir a la calle ni concentrar a nuestros lectores en establecimientos. 

-¿Cómo ha sido el esfuerzo tanto personal como del equipo de Voces y la respuesta del público?

Este Gólgota es una edición histórica que seguro que no se me va a olvidar nunca.  Ha sido fundamental la implicación de todo el equipo de Voces tanto contribuyendo a la propia revista como trabajando en el exigente frente diario del periódico.  Agradezco mucho la colaboración de las fuentes, siempre dispuestas a ayudar, y de mi familia, porque sin ellos hubiese sido imposible.

Afortunadamente me parece que la respuesta ha sido buena.  Nos han llegado críticas positivas y, a Miércoles Santo, el número de visualizaciones de la revista superan las 7.800, que ya es más que los ejemplares que imprimíamos.

Comparte este post con tus amigos