INTRO—RNE Cuenca ( Agosto 1981, verano 1982, 1987-2006), Radio Rato Cuenca ( 1982-1984), RNE Baleares ( 1985-1987) RTVE Cuenca ( 2007-actualidad)

¿QUÉ HA CAMBIADO DESDE TUS INICIOS?— Mucho. En el aspecto técnico, que es el campo en el que me muevo, la digitalización de los diferentes procesos avanza sin parar desde hace años. Casi todo se hace ya con ordenadores y no falta mucho para que trabajemos desde casa. En el aspecto legal y referido a Telecomunicaciones, me temo que vamos a peor y el sector es un cachondeo. Emisores ilegales, alegales, potencias y sistemas de transmisión que perjudican al vecino. En el aspecto periodístico, como oyente, espectador y lector creo que vamos a peor. Probablemente por lo exiguo de las plantillas y con mi mayor respeto al trabajo de los compañeros que lo quieren hacer bien, se hace muy poco periodismo de investigación, mucho oficialista y hay muchos factores que condicionan el tratamiento de la información. Hablando del medio en el que trabajo, creo que estamos bastante lejos de lo que la gente demanda. Hablando de otros medios, hay periódicos, revistas y programas de televisión que prefiero no leer o ver. En el aspecto de la salud, hay más estrés y nos dejamos la vista mirando a las pantallas. ¿Te parecen pocos cambios?.

COMPAÑEROS DE LA VIEJA GUARDIA—- Buf, tengo memoria selectiva y con toda seguridad me dejaría gente sin mencionar. Además durante mucho tiempo he trabajado más entre paredes que en la calle. También hay gente de la que prefiero no acordarme, así que saldré del paso con la única mención para Rafa Riesco, al que veo llamáis XL y espero que más por su prodigiosa memoria que por su estatura. Como padre de familia que soy, entiendo lo duro que debe ser pasar gran parte de tu tiempo lejos de los tuyos. Un abrazo para él y un saludo a los demás, especialmente para los que por desgracia se han quedado sin trabajo.

¿TE VES TRABAJANDO MUCHOS AÑOS MÁS EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN?— Me temo que hasta los 67. No me gustan los juegos de azar.

¿CÓMO ENCUENTRAS LOS SUELDOS DE AHORA CON RESPECTO A TUS PRIMEROS AÑOS?— Bueno, viendo lo que hay por ahí, tengo la inmensa suerte de estar en la Radio Televisión Pública, que hasta la fecha paga puntual y con horarios mucho más regulados que en otros medios. Desde el inicio de los 80, los sueldos, al igual que el coste de la vida, han ido incrementándose con el paso de los años, pero en los últimos tiempos y como supongo que en el resto de los medios, también vamos a peor.

¿DE QUIÉN APRENDISTE Y A QUIÉN ENSEÑASTE?— Se aprende de todos y todos los días, tanto de lo bueno como de lo malo. Digamos que José Luis Muñoz Martínez me acercó más al sonido en los inicios y con el paso de los años, he aprendido mucho de mi compañero Ángel Lobo, por citar a alguien cercano. También en lo técnico, de mis buenos amigos y compañeros en RNE Castilla La Mancha Emilio Requena y Santiago Garrido. De Arturo Martínez Barambio, que también tiene muchos vínculos con los medios, su ánimo, su alegría y su disposición. Hay otros, pero no han pasado por aquí.

Fuera de los profesional, he tenido la suerte de trabajar con buenas personas, como Alfonso Víllora, Jóse Ángel García, Ángeles Taranilla, Beatriz Pindado o Santiago Bustamante, que me han enseñado cosas que probablemente tengan más valor. Desde hace más de quince años, se aprende mucho en Internet. Ya no sólo enseñan las personas.

¿A quién enseñé? Sería una petulancia dar nombres. Si a alguien enseñé algo útil, que lo digan ellos. Me preocupa más saber enseñar a mis hijos lo que considero que van a necesitar en la vida.

ANÉCDOTAS VIVIDAS EN TODOS ESTOS AÑOS—Unas cuantas. Por citar alguna, que en la retransmisión de la novena en Radio Cuenca se colara de fondo el Tablero Deportivo de RNE. Que una vez en Radio Cuenca y un par en RNE no hayamos podido continuar un informativo por un contagioso ataque de risa, que al ir a grabar un concierto de la medio conquense Inmaculada Lázaro no existiera infraestructura y juntando material entre varios equipáramos el antiguo salón de actos de la Casa de la Cultura en poco más de una hora y el concierto fuera una delicia. Otra anécdota fue cuando nos mandaron del programa de Nieves Herrero a cubrir en directo una información sobre la subida de seguros del automóvil y cuando nos dan paso, nos preguntan por las citas a ciegas. Hay muchas, prefiero conservar aquellas de las que queda una sonrisa. La última que me hayas invitado a tu blog.

Comparte este post con tus amigos